La inteligencia del cuerpo

La inteligencia del cuerpo

por gabriela gardelin


Los ancestros aceptaban las partes de nuestro cuerpo como un ser completamente inteligente y autónomo del cerebro.

Esto se llegó a tomar como franca superchería, especialmente en los tiempos recientes.

Pero hoy en día los descubrimientos de la ciencia, muy ajena a toda superstición y especulación, nos dejan estupefactos…

La sabiduría del cuerpo es un buen punto de acceso a las dimensiones ocultas de la vida: es totalmente invisible, pero innegable.

Los investigadores médicos empezaron a aceptar este hecho a mediados de los años ochenta.

Anteriormente se consideraba que la capacidad de la inteligencia era exclusiva del cerebro, pero entonces se descubrieron indicios de inteligencia en el sistema inmune y luego en el digestivo.

 

LA INTELIGENCIA DEL SISTEMA INMUNE

La Dra. Bert descubrió (y luego lo confirmaron otros científicos), que existen tipos receptores inteligentes no sólo en las células cerebrales, sino en todas las células de todas partes del cuerpo (les llamaron en un principio neuropéptidos).

Cuando comenzaron a observar las células del sistema inmunológico, por ejemplo las que protegen contra el cáncer, las infecciones, etc., encontraron receptores de los mismos tipos que en el cerebro.

En otras palabras, las células inmunológicas del ser humano, las que nos protegen del cáncer y de las infecciones, están literalmente vigilando cada pensamiento nuestro, cada emoción, cada concepto que emitimos, cada deseo que tenemos.

Cada pequeña célula T y B del sistema inmunológico, produce las mismas sustancias químicas que produce el cerebro cuando piensa.

Esto lo hace todo muy interesante, porque ahora podemos decir que las células inmunológicas son pensantes. No son tan elaboradas como lo es la célula cerebral, que puede hacerlo en inglés o castellano o en función de un cierto idioma, pero sí piensa, siente, se emociona, desea, se alegra, se entristece, etc.

Esto es la causa de enfermedades, del stress, del cáncer, etc.

Cuando la persona se deprime, entran en huelga y dejan pasar los virus que se instala en su cuerpo.

LA INTELIGENCIA DEL SISTEMA DIGESTIVO

Hace diez años parecía absurdo hablar de inteligencia en los intestinos. Se sabía que el revestimiento del tracto digestivo posee miles de terminaciones nerviosas, pero se les consideraba simples extensiones del sistema nervioso, un medio para mantener la insulsa tarea de extraer sustancias nutritivas del alimento.

Hoy sabemos que, después de todo, los intestinos no son tan insulsos. Estas células nerviosas que se extienden por el tracto digestivo forman un fino sistema que reacciona a sucesos externos: un comentario perturbador en el trabajo, un peligro inminente, la muerte de un familiar.

Las reacciones del estómago son tan confiables como los pensamientos del cerebro, e igualmente complicadas.

LA INTELIGENCIA DEL HÍGADO

Las células del colon, del hígado y del estómago también piensan, sólo que no con el lenguaje verbal del cerebro.

Lo que llamamos “reacción visceral” es apenas un indicio de la compleja inteligencia de estos miles de millones de células.

En una revolución médica radical, los científicos han accedido a una  dimensión oculta que nadie sospechaba: las células nos han superado en Inteligencia durante millones de años.

LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN

Muchos creen que la conciencia se origina únicamente en el cerebro.

Recientes investigaciones científicas sugieren, de hecho, que la conciencia emerge del cerebro y del cuerpo actuando juntos.

Una creciente evidencia sugiere que el corazón juega un papel particularmente significante en este proceso.

Mucho más que una simple bomba, como alguna vez se creyó, el corazón es reconocido actualmente por los científicos como un sistema altamente complejo, con su propio y funcional “cerebro”.

Es decir, el corazón tiene un “cerebro” o inteligencia propia.

Según nuevas investigaciones en el campo de la Neurocardiología, el corazón es un órgano sensorial y un sofisticado centro para recibir y procesar información.

El sistema nervioso dentro del corazón (o el “cerebro del corazón”) lo habilita para aprender, recordar, y para realizar decisiones funcionales independientemente de la corteza cerebral.

Aparte de la extensa red de comunicaciones nerviosas que conectan al corazón con el cerebro y con el resto de cuerpo, el corazón transmite información al cerebro y al cuerpo interactuando a través de un campo eléctrico.

El corazón genera el más poderoso y más extenso campo eléctrico del cuerpo. Comparado con el producido por el cerebro, el componente eléctrico del campo del corazón es algo así como 60 veces más grande en amplitud, y penetra a cada célula del cuerpo.

El componente magnético es aproximadamente 5000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro y puede ser detectado a varios pies de distancia del cuerpo con magnetómetros sensibles.

Como puedes ver en este interesante artículo que compartió conmigo una lectora de Volando Juntos, nuestro cuerpo es mucho más que sangre, huesos y órganos. Nuestro cuerpo está vivo y cada uno de las células que forman nuestro cuerpo también están vivas y lo mejor de todo es que LAS CÉLULAS TIENEN CONSCIENCIA.

Sí, tus células responden a tus pensamientos y a tus emociones.

Es por ello que tú puedes y DEBES tener el control total sobre tu cuerpo. Tú eres quien decide, consciente o inconscientemente, cómo es tu relación con tu cuerpo. Tú eres quién decide si te enfermas o si gozas de excelente salud.

Este tema siempre me ha apasionado. Considero que cuando comprendemos que tenemos el control TOTAL sobre nuestro cuerpo, un nuevo mundo se abre ante nuestros ojos.

Y... puedo asegurarte que la sanación es posible porque yo misma me he sanado, simplemente con la intensión de hacerlo y sabiendo comunicarme con mi cuerpo y con mis células, siempre desde el amor.

Te recomiendo la lectura de mi libro AUTOSANACIÓN. Es un libro muy sencillo y fácil de comprender donde te enseño un poderoso ejercicio de visualización para que a partir de ahora comiences a tomar el control de tu salud.

Autora: GABRIELA GARDELIN

Sesiones a Distancia con Gabriela Gardelin

Cursos dictados por Gabriela Gardelin

    
 

 
 

 

Ir a Blog Sobre Salud y Bienestar

 

 

 

Cursos a Distancia

A lo largo de mi vida me he especializado en aquellos temas que amo y que mi SER me ha guiado a re-descubir. En los cursos que brindo te hablo desde mis experiencias, aquellas logradas muchas veces a través de la información que he recibido a través de mensajes espirituales y desde mi conexión con mi sabiduría divina. Soy una convencida que solo podemos compartir aquello que hemos vivido y experimentado. Ah... comparto estas enseñanzas espirituales contigo.

más información

sesiones a distancia

A lo largo de los años me he especializado en varias técnicas cuánticas e interdimensionales. Mi misión de vida se reveló en el año 2013 y mi SER me ha llevado por múltiples caminos de conocimiento y experiencia para trabajar desde mi Propósito Divino. En las sesiones a distancia que brindo trabajo en conexión con tu Ser Superior (tu sabuduría divina) y con Seres de Luz y Amor que me guían durante las sesiones para que siempre recibas lo que tu SER está necesitando.

más información

Libros en PDF

La sabiduría que podemos encontrar en los libros nos ayuda a reflexionar y a sumergirnos en nuestro porpio mundo interior. Cuando somos guiados a un libro es porque allí hay algo para nosotros. En cada uno de mis libros comparto mi conocimiento y mi experienica. Siempre te hablo desde mi visión de la vida, desde mi propia experiencia de vida para tu mayor beneficio y evolución. Todos mi libros tienen como fundamento que Somos los Creadores de Nuestras Vidas.

más información